Archivo

Archive for the ‘La Sábana Santa’ Category

La Síndone: ¿Realidad o ficcion? – Capítulo I

abril 4, 2010 Deja un comentario

Pocos objetos de la antigüedad consiguen despertar una fascinación equiparable a la Sábana Santa. Un trozo de tela que, según para quién la observe, puede significar cosas tan antagónicas como interesantes.

¿Es realmente el sudario que envolvió a Jesús? ¿Se trata a caso de la primera fotografía de la historia? A lo largo de varios posts intentaré recabar información nada desdeñable para el lector. No importa que sea desde un punto de vista religioso, científico, ético… La Síndone de Turín representa uno de los mayores misterios de la antigüedad y también, porque no, de la actualidad.

En estos días unos dos millones de fieles -y no tan fieles, sea la verdad dicha- se movilizarán hasta la Catedral de Turín para admirar la que es, sin duda, la reliquia más controvertida -a la vez que misteriosa- de la cristiandad. Se trata de un lino de algo más de cuatro metros de largo que muestra el enverso y reverso de un hombre alto, de fuerte complexión y tez serena, cuya imagen no está pintada sobre la tela.

Cuando en 1978 fue examinada con microscopio, se comprobó que dicha sábana poseia una peculiaridad: se veía mejor la imagen formada al contemplarla en un negativo fotográfico. Como si esta fuera la instantánea tomada hace dos mil años en el momento en el que emanaba del cuerpo alguna clase de radiación.

Ahora, con motivo de su ostensión pública en Turín, es probable que vuelvan a reabrirse las dudas. Por alguna razón que no nos es difícil imaginar, el Vaticano ha decidido mostrar la Síndone en este cambio de siglo mucho más allá de lo acostumbrado. Lo hizo en 1998, al cumplirse los ya tradicionales veinte años desde su última exposición. Pero Juan Pablo II repitió experiencia en el año 2000 y ahora su sucesor insiste en volver a hacerlo en este 2010, año jubilar.

Es por eso que no es tan descabellado el pensar que esta jugada puede beneficiar a una iglesia en retroceso. Solo el tiempo -y las pruebas de los científicos, claro está- determinarán si estamos ante el verdadero sudario de nuestro Jesucristo o tan solo es una leyenda.

Categorías:La Sábana Santa
A %d blogueros les gusta esto: