Inicio > General > :: Flashback: Viviendo con el pasado ::

:: Flashback: Viviendo con el pasado ::

Capitulo III: Tiene usted una salud mental exquisita

Cuando entró, la amable enfermera le invitó a tomar asiento. Estuvo a punto de contestarle que quería quedarse de pie, ya que llevaba más de tres horas sentado; finalmente, se lo pensó mejor y aceptó. El doctor estaba tras su escritorio, mirando papeles. Pasaron casi 15 minutos. Ramsés no sabía si sería capaz de sostener aquella situación tan incómoda. Desde que entró, el médico ni siquiera le había dirigido una triste mirada. Si no llega a ser porque fue una recomendación de su hermano, ya se habría marchado. Pero según decía la gente, aquel doctor era de los mejores especialistas del país.

– Bien, bien. Parece ser que su historial no da muestras de que haya sufrido incidentes anteriores. Cuénteme, que le pasa.

– Pues mire, doctor. Desde que tengo uso de razón, siempre he tenido unos sueños muy extraños. Pero desde hace unos meses, la cosa se ha intensificado. Apenas puedo dormir y, cuando lo hago, despierto empapado en sudor por la angustia de estas alucinaciones.

– ¿Unos sueños, eh? Bueno, tendremos que llegar al final del asunto. A continuación, voy a hacerle todo tipo de preguntas y pruebas psicológicas. Algunas de ellas le parecerán estúpidas, pero son muy necesarias, créame.

Lo cierto es que el doctor se había equivocado. Todas las pruebas le parecían una soberbia estupidez, pero no se quejó. Incluso intentó aparentar que le interesaba el resultado de aquella investigación médica
Al cabo de unas dos horas, el doctor rompió el silencio de su meditación.

– Es muy extraño… Muy extraño – Dijo el doctor, mientras se acariciaba su perilla.

– Perdone doctor, ¿pero qué es extraño?

– Su mal, dolencia, o como quiera llamarlo. Nunca jamás me había enfrentado a un caso de esta magnitud.

– ¡Pero si no me ha hecho una maldita pregunta sobre mis sueños! – A Ramsés le costaba controlar su ira. – Como puede estar diciendo eso.

– Mire usted, señor: no le hecho prueba alguna debido a que usted está muy cuerdo. Mi misión es averiguar si esos sueños son debidos a algún trastorno bipolar, alguna esquizofrenia o una simple depresión. Pero tras estas pruebas, puedo corroborar que tiene usted una salud mental exquisita.

– ¿Entonces? – Ramsés no ocultaba su preocupación, ya que aunque el discurso del psiquiatra era muy creíble no llegaba a comprender nada.

– Voy a serte muy sincero, Ramsés, y perdona que te tutee. Tus sueños tienen alguna explicación, pero no es una explicación médica. Puede que sí sea científica, pero no médica.

Ramsés miraba al doctor con aire preocupante. ¿Qué demonios quería decirle?

Anuncios
Categorías:General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: