Inicio > General, Inquietudes > Mi sueño

Mi sueño

Como toda persona humana que se precie, servidor tiene un sueño. Algo difícil, la verdad; pero no imposible.

Lo que si resulta imposible es intentar decirselo a la gente que te importa. Pues normalmente, lo único que obtengo es una risotada y un: “estás loco; estudia”. Quizás este loco, sí. Razón no os falta. Pero no puedo evitarlo. Me muero por gritar a los cuatro vientos que mi mayor anhelo en esta vida pasa por un banquillo.

Si, señoras y señores. Quiero ser entrenador de fútbol. Y creo que se de donde me viene. Les explico…

Cuando todos los chavales de mi barrio y mi clase soñaban con jugar algún dia en el Betis o en el Sevilla (había uno que moría por jugar en el Madrid) yo me hice cargo de un grupo de chavales. Fue gracias a mi ex-entrenador Manolo “Furia” (el que por cierto, al igual que su hijo, es leyenda viva del arbitraje sevillano), puesto que el no podía hacerse cargo y me preguntó si estaba interesado. Al principio dudé, la verdad. Me daba mucha vergüenza eso de llevar a unos chavales que solo tenían tres o cuatro años menos que yo; algunos, eran hasta colegas. Pero con mucho valor acepté el reto.

Los dos primeros años fueron algo “tristes”. Solo entrenaban duro y jugaban algún partido esporádico contra chavales de La Barzola (chavales que, años más tarde, serían compañeros de equipo).

Pero al tercer año me sentí con ánimos suficientes como para asumir la dirección de ese equipo al 100%. Y los apunté en competición (maldito IMD Macarena, cuantos quebraderos de cabeza). Nos lo pasamos muy bien, quedamos 3º y con el buen sabor de boca de que aquello se podía mejorar. El problema es que el amor llamó a mi puerta y al año siguiente lo dejé.

Y el destino -capichoso como el solo- quiso que años más tarde la locura volviese a ser realidad. Desde estas lineas quiero agradecer a Eloy, a Gofand SXXI y al Instituto Miguel de Cervantes la oportunidad que puso ante mi. No es facil que un Coordinador de Actividades Extraescolares, una empresa y un instituto confíen en un chaval de 17 años para llevar un grupo de adolescentes alocados. Recalcar la figura de Eloy, que en todo momento me prestó su apoyo incondicional y nunca podré agradecerle la confianza depositada en mí. En fin… Al grano.

Volvimos a las andadas; con gente antigua y nueva. Pero la esencia estaba ahí. El primero año, por decisiones en los despachos, no pudimos saborear la clasificación al campeonato de Sevilla. En la Copa de Primavera, más de lo mismo.

Pero el año pasado, la cosa fue mejor. Aunque en el campeonato de invierno nos quedamos con las ganas de disputar el trofeo de Sevilla (de nuevo por errores arbitrales y trato injusto desde el IMD), empezamos la Copa Primavera con muchas ganas. La novedad fué que por primera vez, metía a dos equipos en competición. Y nos fue estupendamente: mis “chicos” quedarón 2º y por muy poquito no ganaron. Y la alegría, llegó con mis “grandes”, que ganaron el campeonato. Dios… Como se lo merecieron.

Bueno, después de estos momentos de nostalgia, volvamos al tema principal. Disfruto mucho entrenando. El fútbol es un deporte muy caprichoso, ya que pocos llegan a triunfar. Para ser jugador, hay que tener unas cualidades físicas y psicológicas muy grandes. Y aún con eso, te hace falta suerte, para no quedarte estancado. Yo, por suerte o por desgracia -según se mire- no he sido dotado de esas cualidades o, al menos, no de todas. En mis tiempos mozos recuerdo que un buen colega (Isaac se llamaba) siempre me elegía para su equipo. Un dia le pregunté el porque… “Porque sabes jugar al pase y no a lo loco. Sabes tocar el balón con tu equipo y tienes un interior y una visión de juego que más lo quisiera más de uno”. Ahí llevaba razón el jodio. A mí nunca me ha gustado un fútbol técnico (de regates y acrobacias). Siempre he apostado por tocar y tocar. Es por eso que cuando jugamos un campeonato, me puso de pivote organizador. Se hinchó de meter goles a costa de mis pases. También recuerdo que las faltas se me daban de escándalo (gracias a ese interior que Isaac me comentaba). Todavía recuerdo ese partido de 3º de ESO donde, en el campito del Cervantes, le marqué un golazo por toda la escuadra al Perico (genial portero, si señor). Y mira que en fútbol sala es difícil, puesto que la barrera solo da 5 pasos (y al tirar, se adelantan 8). Pero eso es otra historia…

A consecuencia de no tener esas cualidades necesarias para jugar, busqué consuelo en la parte técnica. Y la verdad es que me sentí realizado.

Se que es una locura, pero quiero intentarlo. Aunque el problema reside en que no se si encontraré apoyo en la gente que me quiere. ¿Cómo le digo a mi madre que mi futuro laboral pasa por un trabajo donde a veces tocas la gloria y otras el infierno? ¿Como le explico que me gustaría dejar la informática -a pesar de que me apasiona- para sacarme los tres títulos necesarios? ¿Cómo le puedo pedir a mi novia -y quizás, futura mujer- que entienda que mi trabajo pasa por la ilusión y la suerte? Aún no he encontrado las respuestas necesarias. Pero sí tengo claro, que algún día, llegaré a entrenar.

Ese es mi sueño

Para terminar, tres fotos y algo más de nostalgia.

La primera foto corresponde a los inicios (yo estoy al fondo, de verde). La segunda, un mural del dia que ganamos el trofeo. La tercera, la tan ansiada copa primavera.

Quiero agradecer desde estas lineas a: Bambán, Ivan, Christian, Antonio Jesús, Mosquito, Javi, Dani, Elias, Peña, Carolina, Reguera, David, Francis, Curro, Abraham, Isi, Óscar, Sóbis, David, David, Dani, Israel, Pedro, Jony… Y a algunos más que seguro me dejo en el olvido. No me lo tengais en cuenta, uno se hace mayor. Pero gracias a vosotros, he podido hacer lo que más me gusta en este mundo: entrenar.

Anuncios
Categorías:General, Inquietudes
  1. consoruiz1987
    abril 9, 2010 en 2:57 pm

    ojala lo consigas pekeñitoooo
    ya sabes que siempre estaré ahi apoyandotee

    • abril 9, 2010 en 3:02 pm

      Ojalá… Se que tu siempre lo estaras 😀

  1. abril 17, 2010 en 12:31 pm
  2. septiembre 6, 2010 en 1:26 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: